Existen una serie de sustancias que, sin perjudicarnos pueden ayudarnos a mejorar el rendimiento intelectual. En la actualidad podemos distinguir entre nutrientes inteligentes y drogas inteligentes propiamente dichas. Los primeros serían sustancias naturales, es decir, podemos encontrarlos de alguna forma en la naturaleza; Las drogas, en cambio, serían obtenidas mediante algún tipo de síntesis química. Sin embargo, a efectos prácticos, parece adecuado enmarcar cada sustancia según el efecto aparente que produce. Así hablaremos de:

  1. Sustancias tranquilizantes o relajantes
  2. Sustancias euforizantes o estimulantes
  3. Potenciadores cognitivos, que mejoran las funciones intelectuales al influir favorablemente en alguno de sus procesos.

Entre los potenciadores cognitivos, uno de las más interesantes es el deanol, una molécula que actúa como precursor de la acetilcolina, aumentando y mejorando su acción, y cuyo uso clínico data de finales de los años 50.

https://i1.wp.com/luskiewnik.strefa.pl/psychostymulantia/user/image/deanol1.jpg

El deanol aumenta la concentración y la inteligencia estando presente, de forma natural, en nuestro cerebro y en alimentos como el marisco, las anchoas y las sardinas. En principio, su consumo está asociado a ligeras mejorías en el humor y la memoria, así como a un aumento del tono físico, manteniéndonos calmados para permitir una buena actividad cerebral. En cualquier caso, su utilidad más importante residiría en su papel como precursor de la acetilcolina, un neurotransmisor relacionado con funciones intelectuales importantes como la memoria (por ejemplo, se encuentra muy disminuido en la enfermedad de Alzheimer). Los experimentos realizados indican que mejora la atención y el aprendizaje, la coordinación motriz y la resistencia a la fatiga muscular. Los prospectos que acompañan a sus presentaciones en el mercado lo recomiendan para la astenia psíquica y psicogénica, trastornos de la memoria, atención y vigilancia, y para la apatía y depresión consecutivas al uso de tranquilizantes y sedantes. Por supuesto, hay posibles efectos secundarios: prurito, insomnio, dolor de cabeza y tensión muscular, sobre todo en dosis altas.

Como ocurre con todos los suplementos naturales, los efectos no son inmediatos, sino que hay que ser constante en su consumo durante varias semanas para notar efectos plenos. Para los que somos deportistas hay que tener en cuenta que contiene pequeñas dosis de heptaminol, un estimulante suave prohibido por el reglamento de control de dopaje de todas las federaciones deportivas. Por suerte a los niveles que yo compito a Voleibol, no se hacen estos controles. ¿El alcohol daría positivo?

ACTICINCO 16 AMPOLLAS BEB 10 ML BAJA

DENUBIL 10 AMPOLLAS BEB 5 ML

DENUBIL 20 AMPOLLAS BEB 5 ML

JUNIORMEN 50 CAPSULAS BAJA

PHARMATON COMPLEX 30 CAPSULAS

PHARMATON COMPLEX 60 CAPSULAS

En España podemos encontrar esta sustancia en especialidades como el Denubil o el Pharmaton, siempre gratis y por un precio bastante económico. A mí se me presenta durante los próximos meses una etapa realmente dura tanto física como intelectualmente, en la que además de hacerme adicto al café, suplementos vitamínicos que considere oportunos o Red Bull cuando el cuerpo ya no pueda más, voy a probar el Denubil (20 ampollas 2,80€), así que si realmente noto que me estoy volviendo más inteligente, más ágil o recupero parte de la memoria perdida en mis años de “Viva la Ganja”, os mantendré informados. y recordad:

Lean las instrucciones antes de tomar el medicamento

Consulten a su médico antes de comenzar su consumo

Conserven el prospecto

En caso de intoxicación, disfruten del colocón. Y recuerden:

Si no son micromachines… no son los auténticos.

“Vivid sin drogas, porque somos muchos y quedan pocas”. Jesucristo García

Anuncios