Festival antológico, grupazos, entorno idílico y un mes de duración. El festival soñado por cualquier cacereño, si no fuese porque algún/alguna cantamañanas, politicucho de los cojones, decidiese obviar a una parte tan importante del festival como es… el público.

Prueba de ese leve descuido es la ubicación de los dos escenarios del Festival. Vamos a ver, si sólo hay tres conciertos por día y no se solapan entre ellos, ¿por qué no haber puesto un escenario grande enfrente del ayuntamiento como se ha hecho toda la vida para que cupiésemos todos, se viese y se escuchase a los grupos desde cualquier parte de la Plaza Mayor?. No lo entiendo. Pues bien, en lugar de eso, y como todos los que hemos asistido algún día a los conciertos por desgracia ya sabemos, nos han colocado un escenario en el Foro de los Balbos y el otro en el Arco de la Estrella. Ambos tienen mala calidad de sonido, pero lo que es peor aún, el primero es diminuto y no cabe nadie y el segundo y principal, ¿qué decir del escenario del Arco de la Estrella? pues que es precioso. Sí señor precioso. Sólo de imaginar la foto que tiene ese escenario por la noche, con La Torre de Bujaco al lado y la parte antigua detrás se me pone la piel de gallina. Imaginaos ahora esa estampa con una luna enorme en el cielo y algún retoque de Photoshop, espectacular. Pero detrás de esa máscara se encuentra un escenario que no tiene ángulo de visión desde los laterales, puesto que explota la Plaza mayor a lo ancho y no a lo largo con lo que además no cabe demasiada gente (por lo menos mucha menos de la que cabría con la ubicación frente al Ayuntamiento). Además tenemos el problema de la plataforma que pusieron en medio de la plaza hace unos años. Lo de esa plataforma tan horrorosa y sus palmeritas caribeñas da para un post aparte (con lo bonita que fue siempre una plaza vasta y diáfana), pero en el tema que nos ocupa, dicha plataforma impide la visión a la mayoría del público puesto que los que están sobre ella no dejan ver bien a los de atrás con lo que si ya había de por sí poco espacio, con este problema añadido menos aún. Triste distribución.

Y es que un evento que congrega a tantos grupos y de tanta calidad es una pena que haya sido reducido por algún incompetente nada más que a eso, una simple foto. Obviamente que dicha foto cara a la galería nos hará ganar puntos en nuestra carrera por alcanzar la Capitalidad Europea en el 2016, pero a costa de los que, con toda nuestra ilusión hemos asistido a los conciertos para ver a los grupos. ¿Qué impresión se habrán llevado los que hayan venido de fuera? quizá no tan mala como la de los que sabemos del potencial que tiene nuestra plaza para montar conciertos.

Aún así menos es nada, y a pesar de la rabia que produce las cosas mal hechas, no dejaré de asistir esta noche a ver a mis amigos, Los niños de los ojos rojos, quienes presentarán su último trabajo que estoy loco por descubrir. Serán los primeros en abrir la velada (21:00h) y pondrán un listón altísimo puesto que no dudo que harán botar a toda la plaza, niños y mayores, con sus fusiones celti-balcánico-hiphoperas aliñadas con los punteos del gran Jazz al bajo o guitarra eléctrica, el beat box Hamphri, o el clasicismo guitarrero de Pedro Mario. No olvidemos el virtusismo de Héctor al violín y la puesta en escena del grupo. Diversión garantizada. Pero ahí no acabará la cosa porque después de los entrantes tendremos a las 22:30h como primer plato a Albert Pla al que adoro, y de segundo Diego el Cigala. Casí ná. el postre lo pondrá la noche Cacereña, que siendo hoy jornada de conciertos colgará el cartel de lleno absoluto en todos y cada uno de sus pubs esta noche. Espero que a pesar de los “livianos descuidos” de los organizadores, tod@s lo pasemos genial esta noche y al final, a pesar de los inconvenientes, quién triunfe sea la música.

(PDT: 15 horas después puedo confirmar que los conciertos de los NOR y Albert Pla, que fueron los únicos que pude ver estuvieron fantásticos. Muy bailongos los Niños y divertido Pla. Los escenarios para los que cupimos o tuvimos la suerte de coger buen sitio son preciosos, pero los miles de personas que se arremolinaban alrededor de una pantalla para ver el concierto de Albert Pla me dieron un poco de pena. Igual que verlos por la tele en tu casa pero pasando más frío. Esperemos que esta noche no nos defraude Carlinhos Brown.) 

“…y que los días sean noches, y las noches sean son!” Combo Linga.

Anuncios