Seguro que muchos de los que lean este post poseen una consola Nintendo Wii en su casa. De hecho hasta Junio de este año Nintendo ha vendido cerca de 30 millones de estas consolas en todo el mundo, convirtiendo los mandos remotos de la Wii en unos de los periféricos de entrada más comunes en el planeta. Pero lo que probablemente no sabíais es el uso tan espectacular que podéis hacer con esos mandos.

Si hace unos días colgaba el último discurso de Randolf Frederick Paush, uno de los grandes en la Carnegie Mellon University, hoy toca hablar de otro de sus grandes: Johnny Chung Lee, investigador y Ph.D. (Philosophy Doctor) en Interacción Hombre-Máquina, y para máquina él. No os podéis ni imaginar en la cantidad de proyectos acojonantes que trabaja el tío, pero ahora que están tan de moda las pantallas multitáctiles y la Realidad Virtual, os voy a hablar de las “cositas” que se ha currado con dichos mandos de la Wii. 

Para todas estas “cositas” (proyectos) no se necesitaría tener la consola completa, bastaría con el mando y una conexión bluetooth. Desde su página se puede descargar todo el software necesario para que toda aquella alma inquieta que lo desee, pueda desarrollar los inventos de Chung Lee. 

  • Tracking Your Fingers with the Wiimote” (Seguimiento de los dedos del Wiimote): Imaginaos que sois Tom Cruise en Minority Report y podéis manejar vuestro ordenador con las manos en el aire delante de la pantalla:

  • Low-Cost Multi-point Interactive Whiteboards Using the Wiimote” (Pizarras interactivas multipunto de bajo coste usando el Wiimote). Explicando paso a paso cómo construir un lápiz infrarrojo con un boli, aprovecha que la Wii puede rastrear hasta 4 fuentes distintas de infrarrojos para, señalando con un WiiMote a una pantalla de proyección o pantalla LCD, crear a muy bajo costo pizarras interactivas:
  • “Head Tracking for Desktop VR Displays using the Wii Remote” (Seguimiento de la cabeza para un escritorio de VR [Realidad Virtual] usando el Wii remote). Usando la cámara de infrarrojos del mando de la Wii y dos sensores de infrarrojos montados en la cabeza (diadema), se puede seguir con exactitud la localización de nuestra cabeza e ir renderizando las imágenes que se ven en la pantalla acorde a nuestra posición con lo que la sensación de realidad virtual es total al transformar un escritorio estático en dos dimensiones en un escritorio virtual donde los objetos se transforman al acercarnos o alejarnos dando una sensación real de profundidad y espacio:

Recomiendo curiosear los múltiples proyectos de investigación en los que anda Johnny metido porque no tienen desperdicio: “Brain Computer Interfase”, Kinetic Typography”, “Calder: A hardware toolkit for rapid prototyping”, ” Haptic-Pen: Tacile Feedback Stylus for Touch Screens”, o su tesis doctoral Projector-Based Location Discovery and Tracking“, “EEG de bajo coste para clasificar tareas” (El EEG es una técnica sensible para evaluar la función de la corteza cerebral.), “Crear una Steadycam por 14$” (ideal para los fanáticos del cine que no tienen medios para producirse un corto de calidad), etc. 

“Si estuviéramos viviendo en una realidad virtual creada por inteligencias superiores, diría que los gráficos son geniales, pero el argumento es penoso”. un alumno del Profesor Brian Whitworth 


Anuncios