Vaya teclado raro, raro, raro que tengo entre manos: las teclas Z e Y cambiadas de posicion, no hay enie ni tildes, y en lugar de tener los números por defecto vienen los siguientes caracteres: + ě š č ř ž ý á í é, equivalentes al 1 2  3 4 5 6 7 8 9 0 que he obtenido pulsando simultáneamente la tecla SHIFT. Vienen predefinidas 4 teclas con las tildes de todas las vocales menos la O que casualmente es de las que más se acentúan en castellano en palabras agudas. Por si fuera poco existen teclas con hasta 5 caracteres, con lo que te puedes volver loco para obtener el deseado. Así que no queda otra que agudizar el ingenio y probar combinaciones de teclas imposibles hasta obtener el carácter que quieres.

Escribo con un teclado tan diferente porque me reencuentro tres anios después con Praha, la ciudad de las mil torres. Mi amigo Kamil duerme en el Sofá intentando recuperarse de la de anoche y su preciosa mujer Martina, embarazada de gemelos, se encuentra realizando algún trabajo con el ordenador. En un par de horas iremos a recoger al aeropuerto a nuestra Amiga Susi, que viene desde Londres y después le mostraremos  la ciudad porque es su primera vez en República Checa.

Maniana es el dia D, posiblemente de los más importantes en la vida de mi querido amigo puesto se celebra su boda y ese es el motivo de mi visita, pero tan solo llevo veinticuatro horas aquí, y estoy completamente acojonado por lo que me espera. Por lo pronto, ayer como toma de contacto pude beberme sin exagerar 10 pintas de cerveza checa y otros tantos chupitos de un matarratas al que llaman potato. No recuerdo como regresamos a casa, pero al llegar su mujer se había pillado un enfado de tal embergadura al despertar a media noche y ver que una vez más, y van muchas en las últimas dos semanas, todavía no había llegado, que se había ido a dormir a casa de su madre. Aquí tienen un sistema cojonudo de taxis, que por el precio de uno vienen dos conductores y uno de ellos te lleva hasta tu casa con tu propio coche. Muchas cosas del final de la noche es cierto que no recuerdo, pero la belleza de la “taxista” sí que la recuerdo, y es que las chicas en República Checa son de una belleza difícilmente igualable. Desgraciadamente los anios no pasan en balde, y el extremo entrenamiento al que tenía sometido mi cuerpo hace tres anios no es el de ahora, y este viejo crápula ha tenido que pedirle hace una hora cuando íbamos a comer a su amigo checo que parase el coche para poder echar la pota, y vaya que si la he echado!Ahora me encuentro mucho mejor pero las he pasado realmente canutas esta maniana.

Esta noche cenaremos en un club donde actuará el padre de Kamil con su nueva banda: “Kamilkaze”. El padre de Kamil es neurocirujano y toca 7 instrumentos. Cada vez que lo veo me pregunto como con un padre así ha salido un hijo tan perdido y crápula como el que tengo dormido aquí al lado en el sofá. Ahora trabaja en el departamento de Márketing y relaciones públicas de la seleccion Checa de fútbol, pero su verdadera pasion son las fiestas, vivirlas y montarlas, y no os imagináis como las monta. He tenido la suerte o desgracia de haber asistido a sus famosas Raves en fábricas abandonadas de la ciudad y son una auténtica locura.

Es posible que en medio de la boda me rapten maniana unos amigos suyos para ir a ver al Sparta de Praga, aunque lo que ya tengo seguro, y es algo que recomiendo hacer a todo aquél que se deje caer por estos lares, son entradas para un partido de Hockey sobre hielo. Nada que ver con la NHL, donde cualquier excusa es buena para partirse la cara. Aquí el hockey es un deporte y tiene muchísima aficcion. Tuve la suerte de seguir en su dia las finales entre los dos equipos rivales de la ciudad y del pais, Sparta vs Slavia de praga, y me volvi un enamorado de este deporte, aunque todavia me falta mucho que aprender sobre su reglamento. No obstante este domingo tendré una nueva oportunidad de enriquecer mis conocimientos.

Me despido para ver si puedo descansar un ratito antes del ir al aeropuerto, pero antes quiero dejar imágenes del Club en el que estuvimos anoche y que ya conocía: Cross. Puedo asegurar que he estado en muchos clubs y pubs a lo largo de mi vida, pero como éste se ven muy pocos. Simplemente brutal! Situado en la zona noreste de la ciudad (Holešovice), casi donde no llegan los turistas, es uno de los mejores clubs de hard techno y trance de la ciudad. Una mezcla de casa okupa y galería de arte urbano. Todas las salas está decoradas con material reciclado y no suelen aguantar más de un mes sin cambiarlas. Desgraciadamente no tenía la cámara para haceros un buen reportaje, pero indagando un poco por la red he encontrado algunas fotos…

Anuncios