En el año 2005, Chemical Brothers sacaba su disco Push the bottom, donde se incluía el tema Galvanize. Fue con el videoclip de dicho tema donde descubrí un estilo de baile y una filosofía de vida conocida como el Krumping. Ese video musical refleja de manera fidedigna la cultura del clowning, donde unos chavales hacen caso omiso a las provocaciones de bandas callejeras y expresan su frustración y rebeldía mediante el baile, introduciéndose para ello en un club de “batallas” de baile.

Hace apenas dos semanas que cumplí años, y uno de los regalos que recibí fue el DVD original de la película documental Rize, opera prima del realizador de videos musicales David LaChapelle. Calificado con todo acierto por la revista Rolling Stone como de milagro visual, llama poderosamente la atención que la película comience con un aviso en el que se asegura que ninguna de las imágenes que se verían a continuación habrían sido aceleradas por ordenador, lo que da una idea de la velocidad y espectacularidad de movimientos de dicha danza urbana.

Pero todo movimiento tiene un origen, bien sea en una persona o grupo de personas, o un entorno social que lo motiven, y en el caso del Clowning (antecesor del Krumping) ambos condicionantes desembocan en la aparición de esta nueva cultura. Tommy “The Clown” es quién origina el movimiento Clowning, y su rápida expansión es debida a la opresión que se vivía en las calles de Los Ángeles. En 1992, año en el que surge todo, las posibilidades de que chavales de clase más humilde de los barrios periféricos de la ciudad de los Ángeles acabasen enrolados en alguna de las múltiples bandas que infectaban sus calles eran altísimas. O estabas con una banda, o estabas contra esa banda. No había escapatoria. Para situarnos en este hervidero el documental comienza con imágenes de Watts Riots, las revueltas de los Ángeles Ca. en 1965, donde cientos de manzanas fueron saqueadas y arrasadas por el fuego, donde las desigualdades sociales y la falta de muchos derechos civiles eran evidentes,. 27 años después, en 1992, nuevas revueltas Rodney king Riots, arrasaron también en los Ángeles Ca.

En medio de ese hervidero, Tommy “El payaso”, quién anteriormente había sido camello y pasó por ello una etapa de su vida en la cárcel, decidió cambiar por completo su vida y darle un sentido así como revertir ese cambio en un bien para la sociedad. Bailarín de hip-hop, creó una nueva forma de baile fusionando nuevos elementos del baile local, obteniendo un estilo que le ayudase a promocionarse en su carrera de payaso para fiestas infantiles. Dicho estilo libre de baile incluía movimientos energéticos fusionados con danzas tribales y movimientos atléticos a velocidades imposibles. En las fiestas comenzó a enseñar ese nuevo baile, siendo tal su aceptación que no tardó tiempo en crear una academia de baile, donde no sólo se enseñaba ese estilo, sino que se proporcionaba una alternativa a la juventud, una salida de las calles y unos valores. De acuerdo con el Clowning, fusionó los elementos locales de la danza negra como el “G dance” o “Gangster Boogie” y el baile de los strippers negros. El Clowning también incluye pintarse la cara, origen directo de sus inicios en las fiesta de payasos infantiles. Pronto los seguidores de Tommy fueron conocidos como los “Payasos del Hip hop” (Hip Hop Clowns). Este movimiento underground pronto se expandió desde South central L.A. y Comptom hasta el resto de California existiendo actualmente más de 50 grupo de payasos. Por tanto nace de la opresión que se postula como una alternativa a las bandas y la delincuencia.

El Krumping es una revolución artistica y de movimiento de la danza que evoluciona del Clowning en los años 2001-2002. KRUMP: (Kingdom Radically Uplifted Mighty Praise). Los autores y defensores de Krump fueron los bailarines Tight Eyez y Big Mijo, y se podría distinguir del clowning por las “prohibiciones” de krump: caminatas exageradas de clowning y el baile como el perreo. Es una forma de clowning más energética y agresiva, llegando a existir contacto físico entre los bailarines que induce a la errónea idea de que están peleando, pero nunca más lejos de la realidad.

En Rize se disfruta con toda la evolución y ramas de este nuevo baile, así como del gran evento de batallas anual entre familias de Clowning y Krumping. Movimientos electrizantes e inverosímiles nos impulsan a bailar con nuestra mente pasos y piruetas inimaginables hasta el visionado de esta película.

“Si te estás ahogando y no hay nada a tu alrededor salvo una tabla flotando, intentarás aferrarte a esa tabla, y esta fue nuestra tabla” Dragon (Krumnp Dancer).

Anuncios