Para los nostálgicos, para los vividores, para los borrachos, para los pioneros, para mí, para ella, para vosotros, para la abuela del periódico, para los señores de la limpieza, para el ex-alcalde, para la alcaldesa, para los de fuera, para los locales, para los “santidisturbios”, para los treintañeros, para la movida cacereña, para los nostálgicos, para la botella de William Lawson’s de 2 litros, para las niñas guapas, para las conversaciones alrededor de una hoguera y en definitiva para todos los que creamos y fomentamos una época y una forma de diversión diferente. Para todos ellos este corto documental sobre el botellón cacereño y sus orígenes de David Yáñez:

“La añoranza es el camino previo a convertirse en estatua de sal”. Enrique Múgica Herzog

Anuncios