Yo desde luego… sí.