Me cago en el angelito de los cojones, su arco, sus flechas, sus ricitos dorados, las flores y los bombones. Me cago en San valentín, una y mil veces… las que hagan falta… ¡Me cago en el amor!