Mi jefe, que para muchas cosas es un visionario, nos propuso hace tiempo mientras tomábamos un café, diseñar un juego online que permitiese desarrollar ciudades de manera sostenible, donde se explicase el uso de las energías renovables, la eficiencia energética, las implicaciones monetarias, etc.

1.458.437,00 € después y con 8 socios europeos por medio (Reino unido, Países Bajos, Eslovenia,Grecia, Alemania y España) se ha desarrollado este proyecto mediante financiación del programa de Energía Inteligente de la Comisión Europea.

¡Se nos han adelantado! -exclamé congratulado tras comprobar que el juego se había desarrollado- ¡A probarlo!

El juego se llama EnerCities y es realmente adictivo. Mi amigo Fernando y yo ya lo hemos probado, y os puedo asegurar que además de educativo cumple con creces las funciones para las que fue creado. Es muy intuitivo y su ratio de aprendizaje muy corto. En 10 minutos tenía una ciudad sostenible y rentable funcionando a todo gas, eso sí, no he pasado del nivel 2. (Llegando al Nivel 5 se acaba la partida, pero no desesperéis, ya que cada partida es un mundo y se puede competir a nivel europeo, lo que no deja de ser un gran aliciente.)