Qué puedo decir a estas alturas que no se haya dicho ya sobre la horrenda frustración que corre por mis venas ante el brutal desalojo de gente pacífica, padres, hijos, jóvenes o ancianos por parte de policías descerebrados enchufados de coca hasta las trancas para disfrutar con la sangre de inocentes que claman por un sistema renovado y más democrático. ¿Qué puedo añadir a todo lo dicho?

Por lo pronto.. los videos de lo ocurrido y seguir dando difusión a un movimiento, el del 15M, que apoyo con todo mi ser y que no dejaremos que se apague. Por una DemocraciaRealYa!!

Me apesta la manipulación de los medios de comunicación.

Me apesta la actitud de los políticos… su pasividad ante un movimiento que amenaza con su endogámico poder. Algo se tambalea a sus pies y no lo podrán parar.